Entonces llega la noche, no hay tiempo para reproches, yo no me pierdo esta noche, la vida se empieza a celebrar!

28/9/09


Te dí un monton de oportunidades, más de las que alguien con un poco de cerebro le daría a un animal domesticado. Me mirabas con esa cara de angel y decias que me amabas y que querias otra oportunidad. Yo pensaba, lloraba, vomitaba, amaba. Creia en tus mentiras y en tu enamoramiento (verdadero, por asi decirlo, yo no lastimo a alguien que amo, nunca a mi consentimiento). Menti, traicione, putie, ¿Para qué? Sabiamos que se iba a terminar, sabiamos que nos cansariamos uno del otro (y para certezas de tu prediccion, yo fui la ultima que se canso). Ahora nos extrañamos uno al otro. Está la capacidad, y el deseo de volver y no, no presisamente en ese orden. Nuestros corazones gritan que aman a la otra persona. Nuestras mentes quieren decirle a Dios que por qué nos cruzamos a la otra, es así, ya mil oportunidades si, mil una no. Aunque se me hace un nudo en la garganta cuando te veo, ganas de abrazarte, besarte, no puedo. No puedo volver a caer y caer en el mismo pozo una y otra vez, va a llegar un momento que nadie tirara una soga para rescatarme y me abandonaran. Viviré sufriendo por este amor obsesivo que tengo hacia vos, no creo que aguante mucho, pero no hay otro plan. O lo tomo, o lo dejo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails