Entonces llega la noche, no hay tiempo para reproches, yo no me pierdo esta noche, la vida se empieza a celebrar!

1/8/14

Elecciones adolescentes

A veces creo que todos necesitariamos un manual para saber como hacer las cosas bien, para tratar de llegar al objetivo sin que aparezcan obstaculos en el camino, como un camino recto, sin baches. Generalmente todos los que llegaron a este blog fueron porque les intrigaba el "porque" de todos nuestros desastres amorosos, si nos esforzamos porque salgan mejor las cosas todos los dias, y terminamos cagando todo a medida que pasan los dias.
Digo... ¿Se imaginan tener la clave del exito? Las respuestas del parcial que mas nos cuesta, la respuesta justa para la pregunta incomoda del otro, el beso al extraño que se torna totalmente indiferente frente a uno.
Si no existieran todas estas intrigas, la vida no tendria riesgos y se tornaria aburrida, nuestra adolescencia se basaria en rellenar formularios para trabajos aburridos y universidades que no nos llenan en absoluto.

Digo... ¿Qué pasaría si el adolescente no sufriría por amor? ¿Habría tenido todas las experiencias que brinda esa etapa de la vida?
Hay partes, frenos que nos ponemos para no dejarnos a nosotros mismos querer a las personas. En vez de responder "yo tambien te amo" nos conformamos a abrazar al otro y asi no permitirnos sentir, cuando ya estamos más que jugados en la relación.
Ese amor de la secundaria, que por temor nunca le expresaste tus sentimientos, el cual cada vez que veias se te transformaban todas las gesticulaciones en una gelatina, ese amor imposible que sabia que le gustabas, pero preferia demostrarte que podia estar con cualquier idiota, menos con vos.
Experiencias, que hacen de las personas que somos. Lo podríamos haber echo mas facil, podríamos haber dedicado nuestra vida al primer amor, y esforzandose miles de veces porque esa relacion termine bien, pero... ¿Te imaginas todo lo que te hubieras perdido? (¡Ahí es cuando nos damos cuenta lo bien que nos hizo sufrir!)

Elegimos nuestras propias elecciones, nuestras propias amistades, nuestros propios gustos musicales.
Tal vez, esas minimas desiciones nos forjan a ser quienes somos, por más mínimas que son, cada una describe nuestra personalidad 

(¡Y nos queda tanto por vivir!)


Con esta entrada quiero decir: Aprendan de sus errores. No los repitan, y no se centren en lo que está mal en su vida, porque gente tóxica hay en todos lados, pero queda en NOSOTROS hacernos participes de sus vidas o no.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails