Entonces llega la noche, no hay tiempo para reproches, yo no me pierdo esta noche, la vida se empieza a celebrar!

24/7/12




Esas ganas insólitas de que pase ... esa locura que pensaba que iba a tener cuando lea tu nombre. Desapareciste, como por arte de magia, como si nunca hubieras existido, como si cada parte de mi estaría obligada a olvidar.
Y pasó. Todavía no caigo en la cuenta de que después de dos años recibiría una señal, un indicio de que en algún momento se te pasó mi  puto nombre por la cabeza, que en ese momento te acordaste (y eso era mucho) de mi . 

Volviste, buscando amistad. Infinitas sensaciones rodaron por mi cabeza. Recordé los momentos compartidos y use mi estúpida memoria selectiva.
Soy patética. Nado en un mar sin salvavidas ni un Jack para rescatarme, ya que a mi me enamoro el Jack del barco.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails