Entonces llega la noche, no hay tiempo para reproches, yo no me pierdo esta noche, la vida se empieza a celebrar!

7/9/09


Yo no soy la Cenicienta, ni Hansel y Gretel. Soy más bien el lobo. Una loba confundida, ultrajada y autodestructiva.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails