Entonces llega la noche, no hay tiempo para reproches, yo no me pierdo esta noche, la vida se empieza a celebrar!

28/3/14

1.

Es momento de crecer y de sacarnos las caretas, necesito contar esta historia antes  de que mi cuerpo se debilite y ya no quede ningún relator, o peor, historia para contar.
Las versiones varían y los personajes cambian, pero siempre esta lo mismo: el sufrimiento.
(El cuento variaría si lo contara el lobo en vez de caperucita, verdad?
No pensé volver a vivirlo, el 15 de febrero de 2009 prometí que iba a ser la última vez que me iba a ver en ese estado, pero hay cosas que un ser humano no puede manejar, como los lazos entre seres.

Me había enamorado de la persona perfecta (o simplemente, para mi era perfecta). Era atenta, inteligente, teníamos muchos gustos en común y era preciosa, bah, lo sigue siendo.
Me enamore de ella la primera vez que la vi.
Que cobarde lo mio no darme cuenta que la iba a necesitar para siempre, sino ese día hubiera preferido no conocerla ni hablarle a mi amiga para que me la presente.

Los días pasaban. Cada día se volvía mas importante, nos desvelábamos contando historias, anécdotas, chistes, cosas que en este momento lo único que hacen es darme ganas de llorar.
Los sentimientos que tenia por ella se me habían ido de las manos, era mi mundo, era mi felicidad, y yo siempre fui una bomba detonando: puedo explotar estando cualquiera cerca mio.
Empezamos a ir a los mismos boliches, juntadas, todo mi circulo la conocía (porque yo les llenaba la cabeza de que era hermosa, y no podía creer lo que estaba viviendo). Lo único que nos hacia feliz era ver a la otra en esa sintonia, aunque hayan miles de adversidades en el medio.
Viniendo de una familia tan retrógrada y tan alejada, nunca pensé enamorarme, nunca pensé que me iba a a despertar pensando en alguien que también usaba mi mismo tipo de ropa interior.

Los días pasaron, seguían pasando. Las peleas que empezaron siendo minúsculas ahora aumentaban. Ya no había secretos, conocíamos cada una de nuestras debilidades, miedos y eso afectaba, las cosas que al principio nos gustaban, luego las terminamos haciendo de compromiso. Las cenas familiares siempre eran  iguales, las peleas monotematicas y las lagrimas se hacían un factor presente cada día.
Y tuve miedo. Mi mama me echo de mi casa, viví en la casa de mis amigas y mi papa por tres meses. La chica que me enamoro, me había alejado de mi familia.
Ella nunca entendió mi forma de ser, ella nunca entendió que aunque vivamos peleando yo la amaba y no me interesaba nadie mas. Que vivía, mataba y torturaba por ella, pero no le importaba.
Así fueron pasando los meses, la misma música en los boliches, ya no había nada nuevo para hablar y ella buscaba cada detalle para hacer de nuestro pedestal, un mar de lagrimas.
Nos lastimamos, nos volvimos monstruos y dejamos de ser las dos, las personas de las cuales nos habíamos enamorado mutuamente. Nos convertimos en otras dos personas que lo único que hacían era competir entre ellas.

Y enceguecidas por el amor, la competencia, el enamoramiento y la confusión, empezaron los verdaderos problemas: la mentira, y el ocultamiento. Ambas, que segundo a segundo empeoraban, ya no sabíamos como manejarlas, nos terminaron ahogando en las penumbras.

Y ahora que no estamos juntas voy a decir que la ame con todas las fuerzas. La amo con todas las fuerzas. La amare con todas las fuerzas. No solo fue mi novia, fue mi amiga, mi confidente,mi amor.
Pero no la pude perdonar, no me pudo perdonar. Y es una balanza que nunca va a estar equilibrada.
Nunca vamos a ser eternas, nunca vamos a realizar todos los proyectos o ilusiones de ambas, porque el amor fue mas grande que nosotras: Nos hizo monstruos enamorados.
Nunca quise enamorarme de ella. 
Yo me enamore de ella.
Yo me enamore de su sonrisa, de lo bien que me hacian sus abrazos cuando estaba mal.
Pero siento que ahora eso no me sirve, no está en ella la persona de la cual me enamore, creció, maduró, o simplemente cambio.
Siempre voy a adorar cada parte de ella este con quien este.
Pero hoy es tiempo, de empezar a dejarla ir.

(Y esto, es solo el comienzo)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails