Entonces llega la noche, no hay tiempo para reproches, yo no me pierdo esta noche, la vida se empieza a celebrar!

26/1/10

No voy a guardarmelo, y creo que te lo demostré. Me importa poco que me odies porque la verdad ya te la dije. ¿Te molesta? Hiciste lo que tenías que hacer. ¿Jugadores? Me importa poco y nada, los que importan son los que realmente saben jugar. Ya está dicho, no volveré a chuparte el culo otra vez ni a pedirte perdón por lo que dije, tal vez por la forma, pero no por mis fundamentos, sabiendo que vos también me hiciste los mismos planteos. Tanto te importé. Pff, se nota, se derritió la ternura que había entre nosotros. Así es esto, el yin y yan de la felicidad. Y no puedo (animarme a) decir que nuestro amor hoy o ayer se acabó. Eso no pasará... dos días y yo sigo al pie de la carta de divorcio... porque esto vá más alla de las espectativas que hice (previsivamente) a que esto llegue a pasar. Y si esperás que te pida perdón, no pasará. Y si esperas que te mande un mensaje diciendo lo apenada y terriblemente dolorida que estoy por esto, no pasará. Porque somos dos opuestos que al chocar no ven las consecuencias. No te bancas una y aún asi buscas lo que te molestó en mi, para hacerlo vos y así sentirme mal... yo no juego con vos al estilo Tres, y lo sabés... así que saquemos los trapitos al sol. Si nunca me quisiste y lo único que quisiste fue usarme como objeto, no estaría mal que me lo digas con mucha delicadeza para evitar que rompa un florero en tu cabeza. Porque VOS+YO+PARANOIA+CELOS+ESTUPIDECESAGRAVANTES = ERROR.
Debería sacarte de mi mente, debería. Pero no me atrevo ni me interesa hacerlo.
Ya no hay vuelta atrás.
No se como ni cuando ni donde se arreglará esto.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails