Entonces llega la noche, no hay tiempo para reproches, yo no me pierdo esta noche, la vida se empieza a celebrar!

18/11/12

Bueno, voy a empezar a contar mi jueves por la noche. Llegue al boliche, y todo divino, nos llevo mi mejor amigo asi que pude tomar mientras el manejaba yo ebria diosa por las calles de ramos mejia. De repente, estamos en la fila y flor me pega en la panza un codaso. Miro, era monster. Sentí 20.000 cosas cuando apareció, ni buenas ni malas, cosas, las cosas no son buenas o malas. Y ahí estaba, y yo como una tarada sin poder hablar o decir una palabra. Después de meses sin verlo, estaba más cerca de lo que yo pensaba, me miraba, se reia, yo me reia, ¿Qué nos pasaba?
Entramos al boliche, y yo seguía ebria, empece a caminar y lo vi. 
Entiendanme, yo que podía hacer? El venia caminando hacia mi, y cuando los dos nos dimos cuenta, estabamos hablando, casi susurrando. La charla que tuvimos no es relevante, pero cada palabra que le decía, cada susurro, cada risa, a el le brillaban los ojos. Y yo seguro estaba peor.
Cuando le digo que tengo que ir al baño, hago dos pasos y estaba Mr James Dean, si, el mismo, ni premeditado, ni nada. Yo pensé que no salía más a bailar, porque había desaparecido de la faz de la tierra, que no me lo cruzaría mas, y ahí estaba. Yo que podía hacer? me cruzo con Flor y Fede que estaban con el, y a mi sola me abrazo... A MI SOLA, fue una patada al hígado verlo, abrazarlo. Que nos hagamos esos chistes que solo nosotros entendíamos.
Los extrañaba tanto. Tanto. Fueron 5 minutos que me hicieron eternamente feliz. 

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails