Entonces llega la noche, no hay tiempo para reproches, yo no me pierdo esta noche, la vida se empieza a celebrar!

10/3/13

Sí.


Cuando me digas que si, vas a aceptar todos mis mal humores, todos mis caprichos, todas mis ansias, mis estupideces, y hasta mis peores risas. Vas a aceptar que yo tengo un gran grupo de amigos, que voy a bailar a boliches gays, mis celos que se vuelven torturantes, que tengo un temperamento insoportable y que me acuesto con medias, y me levanto sin ellas.
Cuando me digas que si, vas a ver que no voy a parar de contarte de mis amigas, de mi trabajo, y de mi facultad. No voy a parar de contarte miles de anécdotas en oliver, en goa, en bariloche, en la secundaria. Nos vamos a reír de anécdotas y de como nos conocimos, y como fue la primera vez que te vi.
Cuando te diga que si, voy a aceptar que no me contestes todo el tiempo los mensajes, que salgas con tus amigos y amigas, que estés triste y te la agarres conmigo. Voy a soportar tu mal carácter,  tu mala fama, y tus caprichos.
Pero cuando nos digamos que si, ay, ¡Cuando nos digamos que si!
Vamos a tocar el cielo con las manos, vamos a liberar y gritar que nos deseamos, y que todo el mundo se entere.
Ay... ¡Cuando nos digamos que si!, sostendré tu mano como si me demostraras el camino a la felicidad, como si me protegieras de cada partícula de maldad que nos atacará. Me jugaré lo que soy por vos, te presentaré como MI propiedad, como mi dueño y mi gran deseo...
Cuando te diga que si... vas a ser mi mundo.
Cuando me digas que si.... nunca te arrepentirás. 

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails