Entonces llega la noche, no hay tiempo para reproches, yo no me pierdo esta noche, la vida se empieza a celebrar!

3/7/12



Creo que funcionamos bien viéndonos cada tanto, porque nuestra química sexual y personal es inigualable, tu roce, tu calor, tu perfección son incomparables pero no las aguantaría (ni me aguantarías) por mucho tiempo. Tenemos esa química innegable, ese placer insólito, esa sonrisa que se te forma cuando me ves, ese cosquilleo que te agarra para mí.
Pero eso somos: Nada. Y cada vez que te veo, lo somos todo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails